¿Cómo hacer un purificador de agua casero?

Casera destacada

El agua es una sustancia que debes consumir diariamente para mantener tu cuerpo funcionando adecuadamente. Sin embargo, pueden presentarse algunas circunstancias en que no tengas disponible agua potable y por tanto la deberás someter a un proceso de purificación.

En el mercado se pueden conseguir diversos modelos de purificadores de agua, pero si no tienes posibilidad de adquirirlos es posible elaborar un purificador de agua casero. Sigue leyendo y te explicaremos los materiales que necesitas y una forma sencilla de hacerlo paso a paso.

Materiales necesarios

Para elaborar un purificador casero vas a requerir una serie de materiales que no son costosos y puedes conseguir fácilmente:

  • Una botella de plástico con tapa y capacidad de 2 litros.
  • Una tijera o un cúter.
  • Algodón.
  • Piedras tipo canto rodado.
  • Piedras pequeñas de más de 64 mm de diámetro.
  • Grava con un diámetro entre 2 hasta 64 mm.
  • Arena fina.
  • Carbón vegetal o activado.

Hacer un purificador de agua casero en 7 pasos

Una vez que tienes todos los materiales que requieres, pasamos a explicar los pasos a seguir para fabricar tu purificador casero:

1. Lo primero que debes hacer es cortar con la tijera la base de la botella plástica. Ten cuidado de dejar este fondo unido a la botella en forma de una tapa.

2. Lava muy bien la botella con jabón antibacterial. Igualmente, puedes lavar las piedras y grava para eliminar impurezas y si usas arena de mar debes eliminar la sal.

3. Coloca la botella hacia abajo y agrega una capa de algodón de entre unos 5 cm.

4. Luego se debe agregar el canto rodado ocupando aproximadamente 5 a 6 cm y por encima de este colocar las piedras medianas en una cantidad similar.

5. Por encima de las capas de piedra se debe colocar la grava ocupando una proporción parecida y posteriormente entre 8 a 10 cm de arena fina.

6. La última capa que se agrega es de carbón vegetal o activado de aproximadamente 5 cm.

7. Una vez colocadas todas las capas, el depurador de agua casero está listo para filtrar el agua de la lluvia o proveniente de un arroyo, río o riachuelo.

Para que puedas apreciar de una forma práctica y sencilla la manera de elaborar este depurador de agua, te invitamos a ver el siguiente vídeo:

Recuerda que una vez que se ha alcanzado un total de 10 litros de agua filtrada, debes construir un nuevo purificador. Esto lo debes hacer porque las distinta capas de filtrado se van cargando de impurezas y el filtro ya no será efectivo.

¿Los purificadores de agua caseros eliminan todos los contaminantes?

Cuando se utiliza un depurador de agua artesanal es importante conocer sus limitaciones para evitar daños en la salud. Este tipo de dispositivos se deben utilizar preferentemente en situaciones donde no se tenga acceso a agua potable que ha recibido otros tratamientos.

No obstante, estos filtros tienen una gran efectividad en eliminar una serie de impurezas que pueden estar contenidas en el agua. La capa de carbón activado va a retener el cloro y algunos metales pesados que se encuentren contenidos en el agua.

El carbón activado cumple la función de eliminar los sabores y olores que tiene el agua que se está filtrando.

Posteriormente, al atravesar las capas más finas de arena se retienen partículas coloidales y algunos microorganismos contenidos en el agua. Por ejemplo, pueden ser efectivos para reducir la presencia de algunos patógenos como la bacteria que produce el cólera (Vibrio cholerae).

Los depuradores de agua caseros que están fabricados con arena pueden ser rápidos o lentos. En el caso de los filtros rápidos, utilizan arena más gruesa y tienen capacidad de eliminar sólidos en suspensión, pero no la mayoría de los patógenos.

Por su parte los filtros lentos tienen principalmente arena fina y son mucho más efectivos. Estos filtros pueden reducir sensiblemente los microorganismos aunque no son muy eficientes para eliminar virus.

Lo más importante que debes recordar para mantener la eficiencia de tu purificador de agua casero, es que debes cambiar todos los componentes luego de que ha alcanzado su capacidad. En el caso de los individuales realizados con una botella plástica, su vida útil es de 10 litros de agua.

Como puedes apreciar hacer un purificador de agua casero es muy sencillo y requiere pocos materiales. Te invitamos a seguir visitando el sitio para aprender mucho más sobre los purificadores de agua, leer la comparativa de los mejores modelos y compartir la información en tus redes sociales.

Escrito por